“Lucifer” pasará de 20th Century Fox a Netflix

 

 

 

Recientemente se ha anunciado la renovación de la serie de TV Lucifer por una cuarta temporada.

Este anuncio llega un tiempo después de que se diera a conocer que 20th Century Fox, el estudio cinematográfico y cadena de TV que produce y emite la serie en abierto en EEUU, había decidido cancelarla.

Dicho anuncio provocó las iras de los fans, que lanzaron una campaña en Change.org para reunir firmas para salvar la serie.

Y, al parecer, ha funcionado. Y es que recientemente se ha anunciado que Lucifer pasará a ser producida y “emitida” por Netflix. De momento solamente se ha anunciado que esta plataforma de streaming realizará una cuarta temporada de la serie, pero habrá que ver si esta tiene el suficiente éxito como para que Netflix se aventure a realizar más temporadas.

Sin embargo, es bastante probable que sí tenga el suficiente éxito, pues Lucifer es una serie que, si bien en su emisión en abierto en EEUU tiene malas audiencias, por el contrario, en su paso por las plataformas de streaming tiene mucho éxito, especialmente en nuestro país, España, donde actualmente se puede ver en HBO España. De hecho, en dicha plataforma ya está disponible la Tercera Temporada.

En España, esta serie fue emitida, en un principio, en Antena 3, en el verano de 2016, época y cadena en la que coincidió con los estrenos de Blindspot y Supergirl; pero después pasó a ser emitida en la cadena de pago de FOX España y a HBO.

Por ello, al menos quien esto escribe y de momento, solo he podido ver la Primera Temporada; por lo que, aunque no mucho, ya puedo hablar de esta serie con más conocimiento de causa.

Y es que esta no es la primera vez que escribo sobre esta serie en éste blog.

Efectivamente, en su día, cuando se supo del lanzamiento de esta serie, publiqué una entrada sobre la misma en el blog.

En esa ocasión, como, cómo ya he dicho, se acababa de anunciar su futuro lanzamiento, no pude hablar mucho de la serie, únicamente del comic en que se basa.

Sin embargo, ya entonces se supo que la serie sería distinta al comic en que ésta giraría en torno a la idea de que Lucifer, el Diablo, ayudaría a la policía de Los Ángeles a resolver los crímenes cometidos en dicha ciudad.

Efectivamente, la serie nos narra cómo, unos cinco años después de que Lucifer se instalé en Los Ángeles, una noche, se reencuentra con una chica a la que ayudó a lograr su sueño de ser cantante y actriz. Pero mientras está hablando con ésta chica, llamada Delilah, ésta es asesinada delante de Lucifer. A raíz de ello, Lucifer ayuda a la inspectora que lleva el caso, Chloe Decker, a resolver el crimen.

A partir de ese momento, Lucifer pasará a trabajar de “forma oficial” con Decker resolviendo crímenes.

La serie en si misma es del estilo de Expediente X, en el sentido de que, cómo esta, es de episodios Stand-Alone; es decir, una serie que no importa si te pierdes un capitulo porque el siguiente no es en absoluto continuación del anterior. Pero aún así, no se limita únicamente a Lucifer y Decker resolviendo el crimen de turno, sino también a contar las historias personales de los personajes y a narrarnos, al menos en la Primera Temporada, los intentos del ángel Amenadiel de lograr devolver a Lucifer al Infierno.

Así, y como ya comenté en su día en la anterior entrada que publiqué sobre esta serie, Lucifer no es una serie de terror, sino una historia sobre un antihéroe, es decir, alguien que, en principio es “malo”, pero que por unas cosas u otras se acaba volviendo “bueno” y luchando del lado del Bien.

En el caso concreto de esta serie, es una historia sobre el Diablo en la que este, en realidad, no es malo.

Y es que, como se da a entender ya en la Primera Temporada, en esta serie el Diablo no es un ángel caído que fuera expulsado del Cielo por Dios porque se rebelara contra Él, sino un ángel que fue enviado al Infierno para que fuera el encargado de castigar a los pecadores y de vigilar el Infierno para que ningún demonio ni ninguna otra clase de espíritu maligno escapara de él y atormentase a los vivos.

Con esta premisa, se nos presenta un Diablo que, como ya he dicho, no es “malo”, o, al menos, no el ser maligno por antonomasia, la personificación del Mal que todos tenemos en mente; sino un ángel que es “malo” en tanto en cuanto a que está resentido con Dios por hacerle ejercer el papel de “soberano del Infierno” y por la imagen que los humanos tenemos de él a causa de ello.

De esta forma, esta serie nos muestra un Diablo que, más que “malo”, es un ángel que tiene todos los defectos del ser humano: bebe, es irreverente, está todo el día pensando en el sexo, es irónico y sarcástico, etc.

Por todo esto, algunas de las tramas secundarias son la trama ya mencionada que gira en torno a los intentos de Amenadiel de lograr devolver al Infierno a Lucifer, la centrada en la relación entre Lucifer y Chloe Decker y como a través de su colaboración con ella Lucifer intenta conocer mejor a los humanos o la centrada en su terapia psicológica con la psicóloga Linda Martin.

Y es que, por ejemplo, en lo que respecta a la trama que gira en torno a la terapia psicológica que sigue Lucifer, una de las historias que nos narra la serie es que Lucifer tiene el poder de conseguir que cualquier persona le confiese sus más íntimos deseos. Sin embargo, por algún motivo, ese poder suyo no funciona con Decker. El caso es que esto ya se ve en el Episodio Piloto. Por ello, cuando, como parte de la investigación del asesinato de Delilah, van a hablar con la Dra. Martin, esta última ya se da cuenta ya desde ese momento de que Lucifer se siente de alguna forma molesto o confuso por el hecho de que su poder no funcione con Decker, por lo que, a partir de ahí, Lucifer empieza a seguir una terapia con la doctora.

Como ya he dicho, yo, al menos de momento, solo he visto la Primera Temporada, por lo que no puedo decir mucho más de ella. Pero, por lo que se ha podido saber a través de Internet, en las temporadas 2 y 3 se han ido incorporando a la serie nuevos actores interpretando a nuevos personajes. Así, por ejemplo, en la Segunda Temporada, empezó a trabajar en la serie la actriz Tricia Helfer interpretando a la madre de Lucifer, un personaje que responde al nombre de Charlotte.

Otra nueva incorporación a la serie, esta vez en la Tercera Temporada, ha sido Tom Welling, el protagonista de Smallville, interpretando a un policía llamado Marcus Pierce.

Para terminar, decir que, aquellos de quienes leáis esto que no hayáis visto esta serie, dadle una oportunidad. Puede que no sea una obra maestra, pero es una serie cómica que, como tal, cumple su objetivo con creces, que es hacernos pasar un buen rato echando unas risas y olvidándonos durante unos 45 minutos de todo. A mi, personalmente, por eso, es una serie que me encanta.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s