Se publica la primera imagen promocional de “Terminator 6”

 

 

 

Recientemente se ha publicado en Internet la primera imagen promocional oficial de la que será la sexta película de Terminator, la famosa franquicia cinematográfica de ciencia-ficción y acción iniciada por el director James Cameron y protagonizada en todas sus entregas, excepto en el caso de la cuarta, por el actor y ex gobernador de California Arnold Schwarzenegger.

Ya en otras ocasiones he hablado de esta saga de películas en este blog, ya que he publicado, concretamente, seis entradas sobre ella en él; tres sobre la serie de TV, Terminator: Las Crónicas de Sarah Connor, protagonizada por Lena Heady (Cersei Lannister en Juego de Tronos) en el papel de Sarah Connor, Thomas Dekker en el de un John Connor adolescente de 15 años de edad y Summer Glau en el del Terminator femenino (que no Terminatrix) Cameron Phillips; dos sobre la película que finalmente fue Terminator Salvation y una sobre Terminator: Génesis.

Sin embargo, en esas seis ocasiones me limité a hablar de la noticia sobre la serie y esas películas en concreto que quería recoger en esas entradas y ya, de modo que en ninguna de ellas me paro a hablar de la franquicia en general. Pero en esta ocasión sí voy a detenerme a hablar del conjunto de la franquicia porque, en esta ocasión más que en ninguna otra en que me haya explayado con cosas relacionadas con la noticia que recojo en la entrada en cuestión pero que no son esta en sí misma, es necesario que lo haga para que se entienda mejor de qué estoy hablando.

Terminator es una saga de películas de ciencia-ficción y acción sobre robots e Inteligencia Artificial cuya primera entrega se estrenó en 1984. Es una saga de películas ideada por el director James Cameron que nos narra las aventuras de Sarah Connor y, de la segunda en adelante, su hijo, John Connor, que son perseguidos por unos androides que reciben el nombre de Terminators (Exterminadores). Estos últimos son robots procedentes del futuro, enviados a través del tiempo, gracias a una máquina del tiempo construida por la computadora de Inteligencia Artificial que lidera a estos robots y a otras máquinas, las cuales han sido creadas todas ellas (incluidos los Terminators) por ella, Skynet.

La trama de la franquicia en general gira en torno a la idea de que, en el futuro, el ejército estadounidense crea la computadora, Skynet, para, con ella, automatizar todos los vehículos militares y las armas controladas por ordenador y que sea la Inteligencia Artificial de ésta la que controle y dirija todo.

Pero entonces, Skynet se rebela contra la humanidad e inicia una guerra contra ésta para exterminar nuestra especie. Para ello, en primer lugar, lanza un ataque nuclear contra todas las grandes ciudades del mundo y después crea a los Terminators y otras máquinas para que eliminen a todos los supervivientes que hayan podido salvarse del ataque nuclear.

Durante varios años, Skynet va capturando, encerrando en campos de concentración y exterminando en ellos a los humanos (en una clara alusión a los nazis y el Holocausto Judío) sin encontrar ninguna resistencia por parte de los humanos. Pero entonces, un día, un hombre comienza a exhortar a los humanos a combatir a Skynet y sus máquinas y enseña a la gente a “saltar las alambradas de los campos, a convertir a esas máquinas en chatarra”. Este hombre acaba convirtiéndose en el líder de un movimiento de Resistencia contra las máquinas. Estalla entonces una guerra entre los humanos y Skynet y sus máquinas que acaba terminando con la victoria de los humanos en el año 2029 gracias al liderazgo de ese hombre. Este hombre es John Connor.

Al verse derrotada, Skynet toma la decisión de crear una máquina del tiempo y enviar con ella a un terminator a una época anterior a la del nacimiento de Connor. Finalmente, Skynet así lo hace y envía a un terminator al año 1984 con la misión de matar a la madre de John, Sarah Connor, antes de que dé a luz a John.

Enterados del plan de Skynet, los humanos envían a uno de sus soldados para que proteja a Sarah y destruya al terminator.

Y es en este momento en el que arranca la primera película, concretamente con el momento en que hacen su aparición en el año 1984 el terminator y el soldado humano.

De esta forma, la película nos narra cómo Sarah (Linda Hamilton) es perseguida por el terminator (Arnold Schwarzenegger) y cómo ella y el soldado humano, Kyle Reese (Michael Biehn), se limitan a huir de él, hasta que, en una de las ocasiones en que están siendo perseguidos por él acaban llegando a parar a una fábrica de ordenadores y, gracias a ello, acaban destruyendo al Terminator aplastándolo con una prensa hidráulica.

Ya en esta primera película se revela que el padre biológico de John es el propio Kyle Reese, aunque él nunca llega a saberlo porque en la noche en que él y Sarah conciben a John, él acaba muerto, pues es entonces cuando tiene lugar la persecución que acaba con ellos en el interior de la fábrica de ordenadores y es entonces cuando Kyle muere.

Tras esta, varios años más tarde, concretamente en el año 1991, se estrenó la segunda parte. Dirigida y escrita también por James Cameron, esta película volvía a estar protagonizada por Linda Hamilton en el papel de Sarah Connor y Arnold Schwarzenegger en el papel de un terminator que, si bien no era exactamente el mismo que el de la primera, sí era del mismo modelo (serie 800, modelo 101). En esta, sin embargo, el terminator interpretado por Schwarzenegger era “bueno”, pues era un terminator capturado y reprogramado por la Resistencia para proteger a John.

Esto se hizo así porque para entonces Schwarzenegger era un actor demasiado famoso como para hacer de “malo”. Pero también porque, de hecho, en un principio, por esto mismo, la idea de Cameron para la primera película era originalmente que Schwarzenegger interpretara a Reese y que fuese otro actor el que interpretase al Terminator.

Y es que, la idea original de Cameron era presentar al Terminator como un androide que pareciera totalmente humano, que no hubiera en su aspecto físico absolutamente nada que delatara que era una máquina. Por ello, el plan inicial de Cameron era que el papel del Terminator lo interpretara el actor Lance Henriksen (Frank Black en la serie de TV Millennium, creada por Chris Carter, el creador de Expediente X; Charles Bishop Weyland en Alien vs. Predator).

 

Concept Art de Lance Henriksen caracterizado como El Terminator

 

Pero entonces, tal como han explicado en entrevistas Schwarzenegger y el propio Cameron, el primero leyó el guion y le gustó tanto el personaje del Terminator que quiso interpretarlo. Entre esto y que, cuando se conocieron, el propio Cameron empezó a pensar en ofrecerle a Schwarzenegger el papel del ciborg, finalmente fue Arnold quien interpretó al personaje. Sin embargo, al parecer, Henriksen ya había sido contratado para trabajar en la película, por lo que, en lugar de dejarlo fuera del proyecto, se le ofreció otro papel, el del detective de la policía de Los Angeles Hal Vukovich.

 

Lance Henriksen como el Detective Hal Vukovich

 

Tanto la primera película como la segunda fueron grandes éxitos de taquilla y se convirtieron en un referente del cine de ciencia-ficción y acción, además de que la segunda supuso un gran avance en la tecnología de los efectos especiales (fue la que “inauguró” la era de los efectos CGI), así como un importante impulso a la carrera de los actores que trabajaron en ella, como por ejemplo Robert Patrick, quien interpretó al terminator “malo” de la película, el T-1000.

Terminator 2: El Juicio Final nos narraba cómo esta vez era el propio John Connor quien era perseguido por un nuevo terminator, un T-1000, y, por ello, su yo del futuro enviaba a un nuevo T-101 (como ya hemos dicho, también interpretado por Schwarzenegger) reprogramado para protegerle. Pero esta vez, en vez de limitarse a huir del T-1000 y destruirlo para librarse de él, Sarah y John tomaban la iniciativa y decidían intentar evitar que Skynet llegara a existir algún día. Para ello, Sarah decidía matar al científico que crearía un nuevo microprocesador que sería el que permitiría al gobierno y a la ficticia empresa informática Cyberdyne Systems crear Skynet. Finalmente, no matarían a este científico, un personaje interpretado por el actor afroamericano Joe Morton y llamado Miles Dyson, pero lograban convencerle de que los colara en la sede de Cyberdyne Systems para destruirla.

En esta película, a través del hecho de que estuviera interpretado por Robert Patrick, se presentaba al T-1000, esta vez ya sí, como un ciborg que podía pasar perfectamente por un ser humano normal y corriente.

 

Robert Patrick como el T-1000 de “Terminator 2”

 

Después de estrenada Terminator 2: El Juicio Final, la saga Terminator cayó en el olvido durante un tiempo, en parte, porque el propio Cameron tenía pensado que la segunda fuera la última, en parte porque, a pesar de ello, él siguió conservando los derechos, tras ella haría Mentiras Arriesgadas y Titanic y porque, tras esta, casi inmediatamente, se pondría con Avatar.

Así las cosas, durante un tiempo, no se volvió a saber nada de la franquicia.

Pero entonces, a principios de la década del 2000, compró los derechos de Terminator el estudio cinematográfico Columbia Tristar Pictures. Con ellos en su poder, este estudio comenzó la producción de una tercera entrega. Sin embargo, y aunque el terminator “bueno” volvería a estar interpretado por Schwarzenegger, hubo varios cambios en el reparto original de las anteriores entregas. Para empezar, el personaje de Sarah Connor no apareció en esta entrega. Pero también otro de los cambios fue que el personaje de John Connor no estaría interpretado por Edward Furlong, sino por un actor llamado Nick Stahl.

 

 

Esta nueva película trataba de que, a pesar de los acontecimientos de la segunda película, varios años más tarde (según el videojuego oficial de la película y otras fuentes, el año 2004), finalmente Skynet era una realidad. Por ello, y debido a que, en esta película, era en dicho año cuando comenzaba la guerra entre humanos y máquinas, Skynet enviaba un nuevo terminator, esta vez uno femenino denominado Terminatrix o T-X a eliminar, en principio, a los que serían los lugartenientes de John en la Resistencia, entre ellos la que sería su esposa, Katherine Brewster (Claire Danes, Carrie Mathison en Homeland). Por ello, una vez más, la Resistencia enviaba a un nuevo T-101 para proteger a John y Katherine.

 

 

En esta película, precisamente, todo esto ocurría porque en ella se plasmaba la idea de que, después de todo, la creación de Skynet y el estallido de la guerra entre humanos y máquinas no se podían evitar. De hecho, precisamente por esto, la película terminaba con el inicio del ataque nuclear lanzado por Skynet.

Así, en esta película, se tiraba por tierra algunas de las premisas de las dos anteriores películas, como la de la idea de que no hay destino, que cada uno creamos nuestro propio destino o la de la existencia de varios potenciales futuros (aunque, por otro lado, había en las anteriores entregas algunos detalles que se podían interpretar como que, después de todo, “sí que hay un destino preestablecido”, como la idea de los viajes en el tiempo que influyen en el presente del viajero, pues, por ejemplo, en la primera era Kyle Reese el que viajaba en el tiempo y el padre de John porque era ya así en el futuro del que venía); para plasmar la idea de que todo ocurría cómo ocurría tanto en esta película como en las anteriores porque era lo que tenía que pasar.

Es a partir del estreno de esta tercera película, Terminator 3: La Rebelión de las Máquinas, cuando Terminator se convierte en la franquicia cinematográfica que es hoy en día, en lo que respecta a la cantidad de películas de que se compone, pues es a partir de aquí cuando empiezan a salir películas con más frecuencia. E incluso se llega a realizar una serie de TV.

Es también a partir de aquí cuando realmente empieza a aplicarse la idea original de James Cameron de presentar terminators con un aspecto totalmente humano.

Efectivamente, en 2008, se estrenaba la serie de TV Terminator: Las Crónicas de Sarah Connor. En esta serie, que como ya he dicho estaba protagonizada por Lena Heady en el papel de Sarah Connor, Thomas Dekker en el de John Connor y Summer Glau en el de un terminator femenino que respondía al nombre de Cameron Phillips; se nos contaba una historia en la que, tras los acontecimientos de la segunda película, Skynet enviaba a un terminator al año 1999 para matar a John y, a su vez, la Resistencia a un terminator femenino reprogramado para protegerle.

Este terminator femenino, al contrario que el de la tercera película (interpretado por Kristanna Loken, Brunilda en El Reino del Anillo), no es un Terminatrix, sino un terminator igual que el interpretado por Schwarzenegger, pero con aspecto de mujer, en lugar de aspecto de hombre (el Terminatrix es un modelo de terminator que consiste en un esqueleto metálico recubierto de metal líquido).

 

 

Si bien se situaba cronológicamente tras la segunda película, no obviaba los acontecimientos de la tercera, pues se explicaba por boca de la Terminator Cameron que, a pesar de los acontecimientos de la segunda película, Skynet llegaba a ser creada al final y la guerra acababa estallando. En esta serie, de hecho, se planteaba una línea del tiempo en la que los acontecimientos de la segunda película ocurrían en 1997, el mismo que, según la segunda película, era en el que empezaba todo, y Skynet era creada y la guerra estallaba en el año 2011. Haciéndose eco del motivo que se dio dentro de la ficción de la franquicia para la ausencia del personaje en la tercera película, los personajes hacían un viaje en el tiempo desde el año 1999 al año 2007 porque Sarah moría de cáncer en algún momento entre el 99 y el 2007.

Una vez en 2007, Sarah, John y Cameron comenzaban a investigar para averiguar quién, cómo y cuándo creaba Skynet. Cómo al tratarse de una serie de TV la situación debía prolongarse en el tiempo, los guionistas hacían a los personajes verse obligados a empezar su investigación completamente desde cero, sin saber nada más que Skynet llegaba a ser creada. El Terminator enviado a 1999 a matarlos conseguía también dar el salto en el tiempo hasta 2007 (en realidad, solo su cabeza) y, asumiendo la identidad de un actor llamado George Laszlo, interpretado por el actor real Garret Dillahunt (por lo que es este mismo actor el que interpreta al terminator “malo” de la serie, Cromartie), comienza a buscar de nuevo a Sarah y John para matarlos.

 

La serie, como ya explico en las entradas dedicadas a ella, duró dos temporadas. Y, si bien también fue que tuvo malas audiencias el motivo por el que fue cancelada, no fue este el único, sino también que se vio afectada por la huelga de guionistas de 2008 y, quizá, que en el descanso entre la primera temporada y la segunda, los derechos de la franquicia pasaron de Columbia Tristar a Warner Bros, por lo que la serie también.

Y es que, efectivamente, ocurrió eso y, entonces, comenzó a hacerse Terminator Salvation.

A pesar de ello, esta película siguió la estela de la tercera y, en vez de narrarnos una vez más como sendos terminators, “bueno” uno y “malo” el otro, eran enviados a través del tiempo a una época anterior a la del comienzo de la guerra; nos narraba una historia que se desarrollaba en plena guerra. Esta historia era la de la puesta en práctica por parte de Skynet de un experimento para crear el precursor del primer terminator de la serie 800. Este era un terminator creado a partir del cadaver de un humano condenado a muerte en el año 2003, Marcus Wright, interpretado por el actor Sam Worthington. La película nos planteaba un escenario en que Skynet realizaba este experimento con dos propósitos: comprobar que un terminator recubierto de piel humana real clonada podría infiltrarse entre los humanos, ya que, hasta el momento de la guerra en que se ambienta esta película, Skynet solo había creado los terminators de la serie 1 a la 600, los cuales eran terminators con “piel” de goma, tal como le explica Reese a Sarah en la primera película; y, de paso, aprovechar que había creado el terminator en el cual había convertido a Marcus para atraer a John (interpretado en esta película por el actor Christian Bale) a una trampa para matarlo.

Esta película se estrenó en 2009 (el mismo año que Avatar, que, además de ser de James Cameron, estuvo protagonizada, precisamente, por Worthington).

Cómo ya he comentado, en esta película no participó Schwarzenegger. Ello se debió, no a que él no quisiera, sino a que no pudo por ser gobernador de California, pues, por lo que parece, en EEUU, un político que ocupe un cargo en el gobierno no puede ser actor.

Entre esto y lo que he comentado de que en las películas de la tercera a la quinta parece ser que se está plasmando la idea original de Cameron de presentar a los terminators como robots que podrían pasar completamente por humanos, Terminator Salvation es en la que mejor se plasma esto a través del hecho de que en esta película haya un único terminator, sin contar los de la serie 600 que llegamos a ver, y este esté interpretado por Worthington.

 

 

Sin embargo, Schwarzenegger regresaría en la siguiente entrega, la, de momento, última: Terminator: Génesis.

Esta entrega volvía a tratar de que Skynet enviaba a terminators a través del tiempo para eliminar a los Connor.

Sin embargo, yo aquí explico la trama de esta película en estos términos tan generales, porque, en esta entrega, se le daba una vuelta de tuerca a todo lo visto hasta ahora en la franquicia para contarnos una historia en la que, por primera vez en la saga, ésta se hacía eco de la teoría sobre los viajes en el tiempo contraria a la que se había aplicado hasta ahora, es decir, la teoría sobre estos según la cual los viajes en el tiempo no lo serían en un sentido literal, sino viajes entre universos paralelos en los que, mientras que en el de origen estaríamos en el año 2018, en el de destino estarían, por ejemplo, en el año 33 d. C.; por lo que los viajes en el tiempo no tendrían ninguna influencia en el presente del viajero.

También se le daba una vuelta de tuerca a las premisas de la franquicia en lo que respecta a este otro hecho: en las anteriores entregas, Skynet enviaba a un único terminator a un único año en concreto para eliminar a Sarah o a John o a los dos. En esta, por el contrario, enviaba a varios a distintas épocas: a un T-1000 al año 1973 para eliminar a Sarah siendo ésta aún una niña, y al que sería el mismo que el interpretado por Schwarzenegger en la primera película al año 1984.

Y es que esta película nos narraba una historia que arrancaba con la voz en off de Kyle Reese (interpretado en ella por el actor Jai Courtney) contandonos como empezó la guerra en 1997 y mostrandonos la batalla final entre los humanos y Skynet en el año 2029 y cómo ésta enviaba al Terminator al pasado. Entonces, mientras estaban enviando a Reese al pasado, algo no previsto ocurría: un terminator en cuyo microchip se había descargado a sí misma Skynet inmovilizaba a John Connor (interpretado en esta película por el actor Jason Clarke, Robert Hall en Everest, Malcolm en El Amanecer del Planeta de los Simios) e, “infectándolo” con nanomáquinas, lo convertía en un ciborg mitad humano mitad robot compuesto de nanomáquinas. Esto creaba una paradoja temporal por la que Reese, al llegar a 1984, se encontraba con una Sarah Connor que ya lo sabía todo y que ya contaba con la protección de un Terminator interpretado por Schwarzenegger debido a lo ya explicado de que Skynet envíaba a un T-1000 a 1973.

Otro efecto de la paradoja era que, en la linea temporal a la que llegaba Reese, Skynet era creada y la guerra estallaba, en vez de en 1997, en 2017 (la película es de 2015).

 

Jai Courtney es Kyle Reese en “Terminator: Génesis”

 

Así, en esta película, Reese y Sarah (interpretada por la actriz Emilia Clarke, Daenerys Targaryen en Juego de Tronos) no solo habían de lidiar con el mismo Terminator de la primera película (al cual eliminaban con cierta facilidad), sino también con el mismo T-1000 que el enviado por Skynet a 1973, que, se supone, se había quedado esperando la llegada de forma natural del año 1984 para eliminarlos… Y al propio John Connor convertido en terminator compuesto de nanomáquinas, que es enviado por Skynet al año 2017 para que elimine a sus propios padres, pues estos dan un salto en el tiempo desde 1984 a 2017 y Skynet lo sabía.

En esta película, una vez más, se plasma de forma bastante notoria la idea original de Cameron de los terminators que pasan completamente por humanos a través del hecho de que el T-1000 de esta película esté interpretado por el actor Byung-Hun Lee (Storm Shadow en G. I. Joe: Rise of Cobra y en G. I. Joe: La Venganza) y John y su “versión” terminator compuesto de nanomáquinas por Jason Clarke. Efectivamente, estos dos actores son unos con unos físicos de persona como la que te encuentras por la calle, al igual que Robert Patrick, Krystanna Loken o Sam Worthington, en lugar de tener un físico de culturista.

 

Jason Clarke es el John Connor que es convertido en un terminator compuesto de nanomáquinas en “Terminator: Génesis”

 

Byung-Hun Lee es el T-1000 que es enviado a 1973 por Skynet en “Terminator: Génesis”

 

Y es que, cómo ya he dicho al principio de la entrada, he escrito toda esta parrafada resumiendo las películas salidas hasta ahora y dando estas explicaciones sobre que la idea original de Cameron era presentar a los terminators como robots que pudieran pasar perfectamente por seres humanos y sobre que en las películas de la 3 a Génesis sus respectivos directores se preocuparan por plasmarla de forma más evidente que en la 2; porque ello es, en ésta ocasión en concreto, más que en ninguna otra, completamente necesario para comprender de qué voy a hablar a partir de ahora.

Y es que, cómo explico en el párrafo inicial de esta entrada, recientemente se ha publicado la primera imagen promocional de la sexta entrega de Terminator.

El motivo que hace tan necesario que escriba todo lo anterior es lo que se puede ver en dicha imagen.

Y es que esta es una especie de primer cartel promocional de la película en el que podemos ver a quienes serán los tres componentes principales del reparto, los tres protagonistas. Y lo que la imagen muestra es que las protagonistas serán tres mujeres, las actrices Linda Hamilton (que, como es lógico, hará de Sarah Connor), Natalia Reyes y Mackenzie Davis.

Cuando se publicó, junto a la imagen se dio a conocer cierta información sobre la película asociada a esta. Desde entonces se han dado a conocer otras informaciones que parecen contradecir esta.

Entre esto y que, como ya sabemos, la información que corre por Internet siempre hay que “cogerla con pinzas”, no hay forma de saber nada de forma al 100% segura, por lo que cualquier cosa puede ser cierta o, por el contrario, falsa.

Pero, considerando como información verdaderamente oficial aportada por el estudio la dada junto a esta imagen y desechando, por tanto, otras; hemos de decir que, por lo que se supo cuando se publicó esta imagen, al parecer, de estas tres actrices, dos, Linda Hamilton y Natalia Reyes, interpretarán a personajes humanos, Sarah Connor y un nuevo personaje llamado Dani Ramos; pero la tercera, Mackenzie Davis, interpretaría al terminator “bueno” de esta sexta entrega.

Cómo ya he dicho, no podemos dar completo crédito a esta información, por lo ya dicho, tanto lo de la fiabilidad de la información que circula por Internet como lo de las informaciones surgidas con posterioridad que contradicen esta.

De todas formas, esto no es lo único que podemos decir sobre esta sexta entrega aquí, pues no es la única información de que se dispone sobre ésta película.

Esta película llega en un momento en que los derechos de la franquicia vuelven a pertenecer a James Cameron, por lo que, aunque él no ejercerá como director (la película está siendo dirigida por Tim Miller), ésta será una hecha por él, pues es el productor.

Precisamente porque es una película hecha por el propio Cameron, una de las primeras informaciones que se dieron a conocer sobre esta película es que obviaría los acontecimientos de la 3, Salvation y Génesis; de modo que será una especie de “nueva Terminator 3“.

Otras informaciones que conocemos son las siguientes:

Como ya he dicho, el director de esta nueva película no es James Cameron, sino Tim Miller, aunque Cameron está ejerciendo como productor. Esto está siendo un alivio para los fans más acérrimos de Terminator a los que no han gustado ni La Rebelión de las Máquinas ni Salvation ni Génesis, no solo porque esté implicado Cameron en el proyecto, sino también porque, al parecer, Tim Miller es un gran fan de la franquicia.

Es un hecho que Schwarzenegger participa en esta entrega, aunque no acaba de quedar claro que papel interpretará esta vez, pues una información que se dio cuando se publicó la imagen sobre la que versa esta entrada era una en la que se afirmaba que, en esta ocasión, Arnie no interpretaría al Terminator, sino al personaje humano en el que se basa Skynet para diseñar el rostro del modelo 101 de terminator. Ahora, sin embargo, se está afirmando que sí que interpretará al Terminator. Incluso hay un rumor sobre que interpretará no solo a un terminator, sino a dos, al “bueno” y al “malo”.

Como ya también he dicho, según la información liberada junto a la imagen, por el contrario, podría ser que esta vez el terminator “bueno” no estuviera interpretado por Schwarzenegger, sino por una mujer, una actriz, Mackenzie Davis.

 

 

De ser así, no sería la primera vez que esta actriz interpreta a un ciborg, pues ya hemos podido verla en una película interpretando a un personaje de este tipo, concretamente, en Blade Runner 2049. Efectivamente, Mackenzie Davis participó en dicha película. Es la actriz que interpreta a la Replicante que intenta ligar con el personaje interpretado por Ryan Gosling, el agente K, en dicha película.

 

Mackenzie Davis como la Replicante Mariette en “Blade Runner 2049”

 

Por otro lado, esto tendría sentido, hablando de la fiabilidad de la información, porque, al parecer, uno de los guionistas de esta película es Josh Friedman, el creador de la serie de TV, Terminator: Las Crónicas de Sarah Connor, por lo que se podría haber tomado esta decisión porque hubiera sido idea suya.

De hecho, de ser así, el personaje interpretado por Mackenzie Davis, podría no ser una Terminatrix, sino un terminator de aspecto femenino como el interpretado por Summer Glau en la serie.

Otra cosa que da mayor credibilidad a la información de que sería Davis quien interpretaría al terminator “bueno” es que, aparte del interpretado por Schwarzenegger y/o Davis, saldrá otro terminator más, uno interpretado por el actor Gabriel Luna; además de que, incluso siendo cierto que Schwarzenegger va a interpretar al Terminator, podría ser que se tratara de que va a interpretarlo en una o varias escenas flashback sobre la segunda película, pues en su día se publicó una imagen de un actor culturista y otro adolescente y se dijo que eran sendos actores contratados para grabar una escena flashback recreando alguna de Terminator 2.

Para terminar, comentar que Josh Friedman no es el único guionista de esta película, como ya he dado a entender. Efectivamente, junto a Josh Friedman, el guion de esta película ha corrido a cargo de David S. Goyer; y está basado en una historia escrita por David Ellison.

Efectivamente, aunque por regla general, a la hora de hacer una película (o una serie, o un episodio de ídem) se escribe directamente el guion, a veces, por el contrario, antes de escribir el guion el guionista escribe una historia con la que darle forma al argumento, generalmente, porque es lo primero que se le ocurre y es por lo que se decide hacer la película, para contar esa historia.

Según se vayan conociendo más detalles seguiré informando.

 

Anuncios

Warner Bros lanza los teaser trailers de “Aquaman” y “Shazam!”

 

 

 

El día 21 de Julio el estudio cinematográfico Warner Bros lanzó los teaser trailers de sus dos próximas películas de superhéroes de DC, Aquaman y Shazam!

El caso es que los días del 19 al 22 se celebró la ComiCon de San Diego, feria de comic, cine de ciencia-ficción y videojuegos que se celebra todos los años en dicha ciudad del estado estadounidense de California y que desde hace ya bastante tiempo es un referente a nivel mundial de este tipo de eventos.

Es precisamente por esto, por lo que los estudios cinematográficos de Hollywood suelen esperar a este evento para “sacar la artillería pesada” de cara al año siguiente estrenando en este evento los primeros trailers de sus blockbusters.

Por ello, y como ya he dicho, Warner Bros mostró el día 21 en esta feria los trailers de las películas de Aquaman y Shazam!

Todo esto se sabe no solamente porque se haya publicado la noticia en los medios especializados, sino también porque, como viene siendo habitual en los últimos tiempos, simultáneamente han sido subidos a la Web y a los perfiles en redes sociales del estudio, por un lado, y, por el otro, porque, por ejemplo, aquí, en España, ya están disponibles las versiones dobladas al castellano de los trailers.

En el caso de Aquaman, como ya sabemos por haberlo podido ver en Liga de la Justicia, el superhéroe Aquaman estará interpretado por el actor Jason Momoa, famoso por su papel de Khal Drogo en la Primera Temporada de Juego de Tronos.

Por lo que se puede ver en el trailer, la película nos narrará los orígenes del personaje y una historia en la que tendrá que enfrentarse a su medio hermano Orm Marius/Ocean Master por el trono de Atlantis, ya que, además, éste ultimo también querrá conquistar la Tierra.

El personaje de Ocean Master está interpretado por el actor Patrick Wilson, famoso por su papel de Ed Warren en Expediente Warren y Expediente Warren: El Caso Enfield.

Otros actores que también trabajan en la película son Amber Heard en el papel de Mera, como, ella también, ya hiciera en Liga de la Justicia, Dolph Lundgren (Gunner Jensen en Los Mercenarios y Los Mercenarios 2; He-Man en Masters del Universo, la película con actores reales de 1987) en el papel del Rey Nereus, Nicole Kidman en el papel de la Reina Atlanna y Willem Dafoe en el papel de Nuidis Vulko.

Como ya he dicho, lo que el trailer muestra es que la película contará los orígenes del personaje y su lucha por arrebatarle a su malvado medio hermano el trono de Atlantis.

Y es que, más concretamente, el trailer mismo es un breve resumen en el que el propio personaje nos cuenta su historia. Por ello, es un trailer en el que podemos ver el nacimiento del personaje y cómo es criado como un humano más por su padre adoptivo humano en los comics del propio personaje desde la Edad de Plata hasta la actualidad, el farero Tom Curry; y su madre biológica, la Reina Atlanna. También nos muestra una escena que es la típica de las películas de superhéroes en la que se muestra cómo en su infancia el superhéroe en cuestión (en este caso Aquaman) era victima de bullying en el colegio porque los demás niños lo veían como un “bicho raro” por sus poderes.

Por lo demás, el trailer se limita a mostrarnos cual es el argumento de la película, el cual es el que ya he explicado: una lucha entre Aquaman y Ocean Master por el trono de Atlantis.

 

Como ya he dicho, el de Aquaman no es el único trailer de una nueva película de superhéroes de DC Comics que se ha estrenado en el ComiCon de San Diego, sino que también se lanzó el de una película sobre el superhéroe protagonista de la serie de comics titulada Shazam! (el superhéroe no se llama Shazam, o, al menos, no se llamaba así originalmente; “Shazam” era la palabra que debía de decir para convertirse en superhéroe; el personaje se llamaba Capitán Marvel, lo que ocurre es que, para evitar confusiones con el superhéroe/superheroína Capitan Marvel de Marvel Comics y que esta editorial denunciara por plagio a DC Comics, esta última decidió titular los comics Shazam! en vez de Capitán Marvel. Sin embargo, al parecer, desde 2011 el nombre del personaje ya sí es Shazam).

Esta película, sin embargo, por lo que se puede ver en su trailer, será más bien una película cómica (los comics de este superhéroe no son de humor, al menos que quien esto escribe recuerde, pues aunque he leído algún que otro comic de éste superhéroe, fue hace mucho; pero no los recuerdo como comics de humor).

 

 

Sin embargo, esto, por lo que parece, en vez de disgustar a los fans del personaje, les ha gustado, pues todo han sido elogios para el trailer. Por lo que parece, el motivo de que haya gustado el tono de película cómica que le han dado a la de este superhéroe, es que ha sido vista como una película de humor irónico, como el de las películas del superhéroe Deadpool. Sin embargo, por lo que yo he podido ver el humor de esta película sobre el superhéroe protagonista de los comics titulados Shazam! es más bien simplemente humor de lo absurdo, vamos, un humor que lo único que busca es que el espectador se eche unas risas viendo la película y nada más, pues es un humor, en el caso de esta película, basado en la idea, ya que el protagonista es un niño, de qué es lo que haría un niño si de repente se viese dotado de poderes como los de los superhéroes.

O al menos, el humor de ésta película es humor basado en esa idea a partir del momento en que el protagonista se convierte en superhéroe. Esto lo digo porque, en realidad, sí que tiene algo de humor irónico, concretamente al principio, desde el inicio de la película hasta el momento en que el protagonista adquiere sus poderes de superhéroe.

Y es que lo que muestra el trailer, al igual que en el caso del de Aquaman, es que la película nos mostrará, también, los orígenes del superhéroe.

A este respecto, hay que señalar que esta película, al igual que los comics propios de éste superhéroe, nos contará la historia de un niño huérfano, Billy Batson, que es adoptado por una familia que tiene a otro niño en acogida. También nos muestra que, debido a una minusvalía que le provoca una cojera de la pierna izquierda, este otro niño es victima de bullying. Por ello, en una de las ocasiones en que es agredido, Billy le defiende. Debido a ello, Billy acaba saliendo corriendo perseguido por los niños que estaban agrediendo al otro y acaba montándose en el metro. Entonces, mientras está en él, es transportado mágicamente a la cueva de un mago llamado Shazam, el cual es el que le otorga sus poderes de superhéroe mediante un hechizo que, además de otorgarle poderes, lo convierte en un hombre adulto.

Es a partir de aquí, cuando el humor de ésta película pasa de ser un humor irónico, acido, a ser un humor basado en la premisa de qué es lo que haría un niño que de repente se viese dotado de superpoderes.

Según se puede ver en el trailer, la película responde a esta pregunta mostrando, como nos podemos imaginar, que Billy empieza entonces a hacer pruebas para ver que poderes tiene y a presumir de ellos (por ejemplo, utilizando un poder que tiene de disparar rayos eléctricos con los dedos de las manos para cargarle la batería del teléfono móvil a la gente que se encuentra por la calle).

Aunque, por supuesto, también los utilizará para ayudar a la gente.

A este respecto, sin embargo, el trailer no muestra nada, no al menos en el sentido de que muestre a qué villano de los que son los enemigos propios del personaje habrá de enfrentarse en la película, pues solo lo muestra deteniendo a los ladrones que atracan una de esas tiendas en las que se venden chucherías, snacks, chocolatinas y refrescos.

Por lo demás, ya solo me resta decir que esta película está protagonizada por los actores Zachary Levi en el papel de la identidad superheróica y adulta del personaje, Shazam, y Asher Angel en el de la identidad infantil del mismo, Billy Batson. En cuanto a esto, al reparto de la película, el trailer tampoco muestra gran cosa, pues en él solo aparecen los actores que interpretan al personaje en sus dos identidades, el que interpreta al niño minusválido y el que interpreta al mago que le otorga al personaje sus superpoderes. El resto de actores que salen en el trailer son actores que interpretan papeles de personajes secundarios, como los que interpretan a los padres adoptivos de Billy Batson, y extras.

Aquaman se estrenará en España el 21 de Diciembre de este año, pero Shazam! aún no tiene fecha de estreno en nuestro país, aunque en EEUU se estrenará el 5 de Abril de 2019.

Aquí los trailers de ambas películas.

 

 

 

El viernes pasado se estrenó “Mary Shelley”

 

 

 

El viernes pasado, día 13 de Julio, se estrenó en los cines españoles Mary Shelley, una película biográfica sobre la vida de la autora de Frankenstein.

Protagonizada por la actriz Elle Fanning, Mary Shelley nos narra la vida de la celebre escritora del siglo XIX en el periodo de seis años que transcurren desde que conoce al que sería su marido, Percy Shelley, en 1812; hasta que publica Frankenstein en 1818.

Pero, por lo que se puede ver en el trailer, no se trata de una simple película romántica de época, sino de un largometraje biográfico sobre este personaje histórico cuyos realizadores buscan que el público conozca mejor a la autora de Frankenstein y por qué es una figura tan importante en el feminismo y en la rama de la Historia de los estudios de género.

Efectivamente, dentro de la historiografía, Mary Shelley es algo más que la mujer que escribió Frankenstein, la que se podría considerar, al menos oficialmente, como la primera novela (y obra en general) de ciencia-ficción de la Historia.

Y es que, si bien no participó nunca de forma activa en el movimiento feminista, sus obras (Frankenstein no fue el único libro que escribió) se pueden enmarcar dentro de este movimiento.

Efectivamente, en todas sus obras, Shelley analiza el papel de la familia en la sociedad y el rol de la mujer en esa familia, hace notar las características afectivas y compasivas de las mujeres asociadas con la familia y sugiere que la sociedad civil no funcionaría bien sin ellas. Shelley, también, estaba profundamente comprometida con la cooperación, la dependencia mutua y el sacrificio propio.

El interés de Mary Shelley por la defensa de los derechos de la mujer le venía de familia.

Y es que Mary Shelley nació en Londres el 30 de Agosto de 1797, en el seno de la familia compuesta por el matrimonio formado por la escritora feminista Mary Wollstonecraft y el filosofo radical William Godwin, quienes, debido a sus convicciones, no se casaron por amor, sino por razones de conveniencia social, ya que, por entonces, Wollstonecraft estaba ya embarazada de Mary, por lo que Mary madre decidió casarse para evitar la presión social que ya sufrió cuando crío ella sola a la hija que tuvo con el americano Gilbert Imlay.

William Godwin y Mary Wollstonecraft eran figuras importantes en el movimiento revolucionario de fines del siglo XVIII y principios del XIX surgido de la Ilustración y la Revolución Industrial.

Estos dos movimientos, sobre todo la Ilustración, fueron los que dieron origen a un movimiento, que se dio en todos los ámbitos, que se produjo en Europa en esos dos siglos y que fue el que sentó las bases de la sociedad contemporánea, pues era un movimiento que buscaba romper con la religión y encontrar la explicación racional y científica a las leyes de la Naturaleza.

Esto se tradujo en el ámbito social y político en el surgimiento de un movimiento que buscaba romper con la Monarquía Absoluta y que, en ultima instancia, fue el que sentó las bases de los sistemas políticos democráticos actuales: la Revolución Francesa.

La Revolución Francesa fue un movimiento que comenzó cuando se convocaron los Estados Generales en Francia en el año 1789 y surgió una discusión entre los miembros de los mismos por el sistema de votación.

Esto derivó en la creación de la llamada Asamblea Nacional, con la que el Pueblo Llano perseguía promulgar una Constitución, siguiendo el ejemplo de EEUU.

Como respuesta a esto, el rey Luis XVI tomó una serie de medidas que fueron interpretadas como un “auto-golpe” de la realeza y entonces estalló la revolución, que comenzó con la Toma de la Bastilla.

Con esto, empezó un periodo durante el cual en Francia fue desapareciendo la Monarquía e imponiéndose el sistema republicano.

Sin embargo, este fenómeno de ruptura con la monarquía no se limitó a Francia, sino que, con el paso del tiempo, fue extendiéndose al resto de Europa y a América Latina.

Como ya he dicho, este fenómeno se dio en todos los ámbitos, por lo que no se limitó solamente a ser un movimiento de ruptura con la monarquía, sino también con el sistema económico, las ideas religiosas, la cultura y las costumbres que habían imperado hasta entonces.

En este contexto histórico vivieron tanto William Godwin y Mary Wollstonecraft como la hija de ambos, Mary Shelley.

Ambos progenitores de la autora de Frankenstein publicaron obras que los harían famosos entre el radicalismo británico de finales del siglo XVIII, un movimiento heterogéneo en el que se combinaban la tradición disidente británica y los principios de la Ilustración y la Revolución Francesa y que buscaba romper con el sistema paternalista y aristocrático que imperaba en el Reino Unido en aquel entonces.

William Godwin publicaría Investigación acerca de la Justicia Política en 1793 y Mary Wollstonecraft Vindicación de los Derechos del Hombre en 1790 y Vindicación de los Derechos de la Mujer en 1792.

 

William Godwin

 

Mary Wollstonecraft

 

 

Debido a la época que le tocó vivir y a la participación política de sus padres, Mary Shelley tuvo una vida tortuosa, pues sus padres (sobre todo su madre) fueron duramente criticados y vilipendiados.

La madre, Mary Wollstonecraft, murió once días después de dar a luz a Mary Shelley debido a una infección provocada por el torpe intento del médico que la atendió de extraer una placenta mal expulsada sin tomar las adecuadas medidas higiénicas.

Esta circunstancia fue aprovechada por el clérigo R. Polwhele para hacer circular la idea de que ello había sido un castigo de Dios por sus ideas. Esto, junto al hecho de que, con toda su buena intención, William Godwin publicara unas memorias de su mujer, hizo que la reputación de la misma acabara por los suelos.

Esto hizo que Mary Shelley tuviera que soportar toda su vida el peso de un legado que era a la vez de gloria y de vergüenza.

Ya su infancia y su adolescencia fueron difíciles, pues su padre tenía una actitud distante con ella. De hecho, William Godwin se casó cuatro años después de la muerte de Wollstonecraft con una viuda que se hacía llamar Jane Clairmont y que era a su vez madre de dos hijos y tuvieron un único hijo en común.

La relación de Mary con su madrastra no fue fácil, pues Clairmont solo miraba por sus propios hijos.

Por otro lado, Godwin nunca se preocupó por la educación no solo de Mary sino tampoco por la de la hija que Clairmont tuvo con su difunto anterior marido ni la de la hija que Wollstonecraft tuvo con Imlay, Fanny.

Aun así, Mary aprendió a leer, bajo la tutela de una niñera, con las Ten Lessons que Wollstonecraft había escrito para Fanny y recibió lecciones de música, aunque estas últimas ella siempre las detestó.

Por otro lado, siempre tuvo un muy amplio acceso a la biblioteca de su padre y vivió rodeada de un ambiente de glorificación del genio y del libre pensamiento.

Mary conoció a Percy Shelley cuando este se presentó en casa de William Godwin con la intención de conocer a éste, en la primavera de 1812.

Lo que atrajo a Mary de Shelley fue su aureola de aristócrata rebelde que le ofrecía todo aquello de lo que ella carecía, que se había acostumbrado a esperar y que, sin embargo, le había sido negado al no haber puesto nunca su padre en practica sus ideas, las cuales Percy Shelley compartía.

 

Percy Bysshe Shelley, marido de Mary Shelley

 

Dos años después, Mary y Percy se fugarían juntos, el 28 de Julio de 1814, tras declararse su amor ante la tumba de Wollstonecraft y se marcharían a Francia, llevándose con ellos a la hermanastra de Mary, Jane Clairmont hija.

Pero no se quedarían allí, sino que durante los dos años siguientes los tres viajarían por la propia Francia, Suiza e Italia. En ese tiempo, Mary y Percy tendrían varios hijos, los cuales morirían. Excepto en el caso de uno, William, que moriría a los tres años de edad, Percy nunca mostró ningún interés por sus hijos, lo que hizo que para Mary esta experiencia fuera la más traumática de su vida.

En este tiempo, Jane Clairmont hija se cambiaría el nombre por el de Claire y se enamoraría de Lord Byron.

En el verano de 1816, por deseo de Claire, los tres se reunirían con Lord Byron, para lo cual se trasladarían a los alrededores de Ginebra.

Es entonces cuando Mary Shelley comienza a escribir Frankenstein.

1816 fue el año actualmente conocido como “el año sin verano”. A este año se le conoce así, porque fue un año en que coincidieron varios factores que provocaron que su verano fuera un verano con unas temperaturas muy bajas y con una climatología muy inestable. Estos factores que se unieron para dar como resultado este verano particularmente frio fueron la conocida como Pequeña Edad del Hielo, una importante caída de la actividad solar y varias erupciones volcánicas que se produjeron en el Monte Tambora, en la isla de Sumbawa.

Estas erupciones provocaron una nube de cenizas que fue la que provocó la brusca bajada de temperaturas al bloquear la luz del sol. Eso provocó también otro efecto: que los días fueran particularmente oscuros.

Fue en este contexto en el que Mary y Percy Shelley y Claire Clairmont se reunieron con Lord Byron. Allí pasaron el verano alojados en Villa Diodati, una mansión cerca de Ginebra y en la que dos siglos antes se había hospedado John Milton, el celebre autor de El Paraíso Perdido.

Como explica Carmen Gozalo de Andrés en el articulo que escribió sobre el año sin verano en la Revista del Aficionado en Meteorología en 2002, Suiza fue el país que más sufrió las inclemencias climáticas de aquel verano, por lo que los turistas que viajaron a este país ese verano se vieron obligados a recluirse en sus alojamientos.

En el tiempo que pasaron encerrados en Villa Diodati el matrimonio Shelley, Claire Clairmont, Lord Byron y el médico personal de este último, el Dr. John Polidori; un día, aburridos, estuvieron contando historias de terror. Lo que hicieron, en realidad, fue que estuvieron leyendo las historias que venían recogidas en un libro titulado Fantasmagoriana, una antología de historias de terror publicada por un autor anónimo en el año 1812.

 

Lord Byron

 

Inspirado por este libro, Lord Byron retó entonces e hizo una apuesta con los Shelley, Claire Clairmont y el Dr. Polidori desafiándolos a escribir cada uno su propia historia de terror. Él, por supuesto, también escribiría una historia.

Todos los presentes aceptaron, pero, al parecer, al final los únicos que escribieron sus propias historias fueron Mary Shelley y el Dr. Polidori.

El Dr. Polidori escribiría El Vampiro (The Vampyre: A Tale).

Y Mary Shelley escribiría Frankenstein.

Sin embargo, el libro Fantasmagoriana y el desafío de Lord Byron no sería lo único que inspiraría a Mary Shelley para escribir Frankenstein.

Y es que, si antes me he parado a hablar un poco de la Revolución Francesa y de la Ilustración, no es solamente porque influyeran en la biografía de Mary Shelley, sino porque fueron ambas también, sobre todo la Ilustración, lo que influyó en la génesis de Frankenstein.

Efectivamente, por la educación que había recibido, Mary Shelley sentía un gran interés en la ciencia.

Al ser la ilustración un movimiento que buscaba romper con la religión y establecer la ciencia como el único “camino” hacia la Verdad, una de las consecuencias que tuvo fue que surgiera un enorme interés por explicar científicamente el origen de la vida.

En ese intento surgieron ciertos científicos que realizaron ciertos experimentos con la intención de averiguar como pudo originarse la vida en la Tierra.

En este contexto, surge Luigi Galvani, quien sería el descubridor de los impulsos nerviosos.

Galvani hizo este descubrimiento por accidente. Un día estaba diseccionando una pata de rana, cuando tocó accidentalmente con el bisturí un gancho de bronce del que tenía colgada la pata, lo que provocó un chispazo de electricidad estática que provocó un espasmo muscular en la pata de rana.

Gracias a esto, Galvani formuló la teoría de que lo que hacía que los seres vivos pudieran mover sus extremidades, que el corazón latiera y, en definitiva, que el cuerpo de los seres vivos “funcione” es un tipo de electricidad (como sabemos hoy en día, los impulsos nerviosos) que es la que hace que los nervios impulsen los músculos.

Sin embargo, al ser un descubrimiento reciente, debido a que era algo desconocido para la mayoría de la gente, muchos empezaron a especular con la posibilidad de que el origen de la vida, la clave de ésta, aquello que insufló la vida al primer ser vivo; fuera la electricidad.

Esta idea se extendió a raíz de que el propio Galvani hizo demostraciones en las que aplicaba electricidad a cadáveres provocando que estos se movieran. Hoy día sabemos que esto es un fenómeno por el cual, a veces, un cadáver sufre movimientos espasmódicos involuntarios debidos a pequeñas descargas de bioelectricidad que perdura un tiempo después de la muerte. Pero en el siglo XIX mucha gente creyó, al ver estas demostraciones de Galvani y otros científicos, que se debía a que la electricidad que estos científicos aplicaban a estos cadáveres había resucitado al muerto en cuestión.

 

Luigi Galvani

 

Esto, junto a una conversación entre Percy y Lord Byron que escuchó en la que estos estaban discutiendo los experimentos de Erasmus Darwin, el abuelo de Charles Darwin, fue lo que le sugirió a Mary la idea de Frankenstein.

Un dato curioso sobre la génesis de Frankenstein es que esta novela surgió de una forma que se ha repetido en otras ocasiones en la Historia: de un sueño.

Efectivamente, ha habido otras obras de ficción que han surgido de sueños, como, por ejemplo, Terminator.

El caso es que, como le ocurrió a Mary Shelley, a James Cameron se le ocurrió la idea de la primera película de Terminator a raíz de una pesadilla.

Lo que ocurrió fue que, estando en Roma rodando otra película, Cameron se puso enfermo con mucha fiebre. Debido a esa fiebre, esa noche, tuvo una pesadilla en la que vio un robot con forma de esqueleto humano surgiendo de entre las llamas, imagen que inspiró la escena de la película en la que, después de que explote el camión cisterna con el que el Terminator pretendía matar a Sarah Connor atropellándola y de que después de salir de él caiga al suelo y el fuego consuma todo su revestimiento de tejido humano; este se levanta de nuevo y los espectadores vemos por primera vez el famoso endoesqueleto metálico.

En el caso de Mary Shelley y Frankenstein, lo que ocurrió fue que la conversación entre su marido y Lord Byron que Mary escuchó era sobre un experimento que el abuelo del autor de El Origen de las Especies y de la Teoría de la Evolución realizó en el que cogió una muestra del hongo Vorticella, lo preservó durante un tiempo dentro de un recipiente de cristal y este, pasado un tiempo, “comenzó a moverse por voluntad propia” (la propia Mary Shelley, cuando unos años más tarde explicó cómo se le ocurrió la idea de Frankenstein, al hablar del experimento de Erasmus Darwin, menciona “un trozo de vermicelli”; esto, sin embargo, es un error, el vermicelli es un tipo de pasta italiana, similar a los spaghetti, pero más fina).

Sobrecogida por esta conversación, Mary Shelley se acostó esa noche y tuvo un sueño en el que vio “al pálido estudiante de artes diabólicas arrodillado al lado de aquella cosa que había conseguido juntar. Vi el horrendo fantasma de un hombre extendido y, entonces, bajo el poder de una enorme fuerza, aquello mostró signos de vida, y se agitó con un torpe, casi vital movimiento”; sueño que acabaría convirtiéndose en el principio del que más tarde sería el capitulo IV del libro I de Frankenstein y, por ende, en la famosa escena de la que más tarde sería la película El Doctor Frankenstein del director James Whale, estrenada en 1931, en la que, después de recibir una descarga de un relámpago, el monstruo cobra vida y el doctor, en un ataque de euforia enloquecida comienza a gritar “¡Está vivo! ¡Está vivo!”. De hecho, esta escena se ha convertido en la más conocida tanto del libro como de la película de 1931, hasta el punto de que ha sido imitada y/o parodiada en multitud de otras obras inspiradas en la novela de Mary Shelley, entre ellas, la película Van Helsing de 2004, en cuya escena inicial, el Dr. Frankenstein de ésta película (interpretado por el actor Samuel West) también grita “está vivo” cuando el monstruo (interpretado por Shuler Hensley) cobra vida.

Mary y Percy Shelley y Claire Clairmont regresaron a Inglaterra en agosto de 1816. Ese mismo mes Fanny Imlay se suicidó con láudano y más tarde, en diciembre, la primera mujer de Percy, Harriet, fue encontrada ahogada en el rio Serpentine. El día 30 de ese mismo mes Mary y Percy se casaron.

Dos años más tarde, en 1818, el matrimonio Shelley realizaría un nuevo viaje a Italia. Les acompañaba, de nuevo, Claire Clairmont. Percy, sin embargo, no regresaría nunca más a Inglaterra.

Este viaje duró hasta el año 1822.

En el tiempo que duró este viaje, Mary y Shelley tendrían el único hijo que sobrevivió hasta la vejez, Percy Florence Shelley, quien nacería en Florencia (de ahí que su segundo nombre sea Florence, Florencia en inglés) el 12 de Noviembre de 1819.

En el año 1822, el 8 de Julio, Percy Shelley murió ahogado en el golfo de Spezia.

Este suceso partió en dos mitades la vida de Mary Shelley, una fractura que ella misma se encargó de mitificar. Según sus propios diarios su vida se limitó desde entonces a ser una vida dedicada a la escritura, al cuidado de Percy Florence y al recuerdo, lleno de culpa y resentimiento, de Percy Shelley.

Tras esto, publicaría solamente cuatro novelas más: The Last Man, The Fortunes of Perkin Warbeck, Lodore y Falkner; obras todas en las que insiste en la necesidad y la fragilidad de las relaciones humanas basadas en el afecto familiar, la abnegación y el amor desinteresado.

Excepto estas cuatro novelas, el resto de obras de Mary Shelley se limitó a su colaboración en la serie de biografías Lives of Eminent Men of Italy, Spain and Portugal, de cinco volúmenes; y en la también serie de biografías, esta de dos volúmenes, Lives of Most Eminent Men of France.

El motivo, o al menos uno de ellos, de que la obra de Mary Shelley conste tan solo de Frankenstein y las cuatro novelas antes mencionadas (en realidad, escribió dos más, o sea, en total, sin contar Frankenstein, seis. Estas otras dos son Valperga y Mathilda), es que, poco después de la publicación de la primera (de Frankenstein), empezó a decaer el gusto del público lector por el gótico y el melodrama romántico y empezó a surgir la tendencia literaria de escribir obras de género realista y el público empezó a preferir obras como las de Charles Dickens. Cuando esto ocurrió, Mary Shelley dejó de escribir.

Mary Shelley no se volvería a casar nunca, aunque al parecer llegó a estar enamorada de Washington Irving (el autor del relato corto de terror La Leyenda de Sleepy Hollow, en el que se inspira la película Sleepy Hollow, protagonizada por Johnny Depp y Christina Ricci, y la serie de TV homónima creada por Len Wiseman) y de Bryan Waller Procter; los cuales, sin embargo, no la correspondieron.

Así las cosas, Mary Shelley pasaría el resto de su vida intentando congraciarse con su padre y su suegro, Sir Timothy Shelley, para, entre otras cosas, asegurar el futuro de su hijo, el cual, finalmente, se graduaría en la Universidad de Cambridge y, en 1844, a la muerte de su abuelo paterno, heredó sus propiedades y logró alcanzar la posición social que su madre siempre había añorado.

 

Percy Florence Shelley

 

A partir de este momento, la salud de Mary Shelley comenzaría a deteriorarse hasta que, el 1 de Febrero de 1851, a la edad de cincuenta y tres años, murió de lo que parece ser que fue un tumor cerebral.

Está enterrada en Bournemouth, en St. Peter’s Churchyard, junto a sus padres, William Godwin y Mary Wollstonecraft.

Aunque no se puede asegurar con total certeza, pues como tal es poco lo que muestra, el trailer deja entrever que todo esto es, muy seguramente, lo que nos narra ésta película, pues este muestra que la película no solo se centra en su historia de amor con Percy Shelley, sino también en cómo escribió Frankenstein y en la fama que alcanzó gracias a esta novela.

La película está protagonizada, además de por Elle Fanning en el papel de Mary Shelley, por Douglas Booth en el papel de Percy Shelley, Tom Sturridge en el papel de Lord Byron y Bel Powley en el de Claire Clairmont. También trabaja la actriz Maisie Williams, famosa por su papel de Arya Stark en la serie de TV Juego de Tronos, en el papel de Isabel Baxter, una amiga de la infancia de Mary Shelley.

Aquí el trailer de la película.

 

 

 

Nota: Al principio de esta entrada, hablo de la película en base al trailer. Ello se debe a que esta entrada la empecé a escribir antes de que se estrenara. Sin embargo, por circunstancias, no he podido terminarla y publicarla en el blog hasta ahora. Por ello, he introducido los cambios pertinentes para que la entrada no quede desfasada en lo que respecta al hecho de que finalmente la publique con la película ya estrenada. Pero aún así, la parte en la que hablo de la película en base al trailer la he dejado como está porque, aunque ya se haya estrenado, yo aún no he podido verla.

 

“Detroit: Become Human” se lanzará el 25 de Mayo

 

 

 

Recientemente, se ha dado a conocer la fecha de lanzamiento del videojuego exclusivo para PlayStation 4 Detroit: Become Human. Dicha fecha será el 25 de Mayo de 2018.

Detroit: Become Human es la última obra de David Cage, el creador de grandes videojuegos como Heavy Rain o Beyond: Dos Almas.

Detroit: Become Human es un videojuego de ciencia-ficción sobre robots e Inteligencia Artificial, que, como Beyond: Dos Almas, es una especie de película interactiva.

Se trata de un videojuego de aventura gráfica en el que seguiremos los pasos de tres personajes, los tres androides, llamados Kara, Connor y Markus.

Al ser una especie de película interactiva, es un videojuego en el que, aunque el personaje que manejemos “muera” (pongo “muera” entre comillas porque como el personaje que manejemos será uno de los tres androides, si “muere”, no morirá sino que será destruido), el juego continuará, no se parará, ni nos saldrá “Game Over” ni tendremos que empezar otra vez. Por ello, es un videojuego en el que cada decisión que tomemos importa, porque supondrá que el videojuego termine de una forma u otra y que la historia se desarrolle de una forma u otra, por lo que, aunque la premisa sea la misma, para cada jugador la historia será distinta.

Cómo ya he dicho, Detroit: Become Human es un videojuego de ciencia-ficción sobre robots e Inteligencia Artificial que nos sitúa en la ciudad estadounidense de Detroit, en el año 2038, donde humanos y androides conviven, en un principio, pacíficamente.

Pero entonces, una de las empresas que fabrican robots y androides, llamada “Cyberlife”, comienza a fabricar un modelo de androide que empezará a sentir que es algo más que una máquina.

Más concretamente, serán Kara y Markus los androides que sentirán que “hay algo más” en ellos, por lo que se convertirán en lo que, dentro del juego, se denomina “descarriados”: androides que han mostrado algún tipo de “mal funcionamiento” y/o han abandonado a sus dueños humanos.

El caso es que, hasta ahora, todos los trailers del videojuego que se han lanzado son trailers centrados en uno de los tres personajes androides: dos centrados en Kara, uno centrado en Connor y otro centrado en Markus.

De los dos centrados en Kara, uno es un trailer mitad sobre la historia de Kara y mitad sobre el juego en sí y el otro es uno centrado totalmente en Kara.

En el centrado totalmente en Kara, vemos que este personaje es un androide femenino que es el robot particular de un hombre desempleado y divorciado llamado Todd.

Según éste trailer, Kara se convierte en una “descarriada” cuando, un día, Todd, que tiene una hija pequeña, monta en cólera e intenta pegar a la niña, pero Kara interviene.

Entonces, dependiendo de la decisión que tomemos cuando retomemos el control de Kara, la escena acabará de un modo u otro, pero, básicamente, lo que ocurrirá será que huiremos de la casa de Todd, convirtiéndonos, de ese modo, en una “descarriada”.

En el centrado en Connor, por su parte, vemos que este es un androide masculino que trabaja en el Departamento de Policía de Detroit como experto en perseguir “descarriados”. No se sabe si Connor se convierte en un “descarriado”, pero el trailer muestra que su historia empieza cuando le llaman para que negocie con un androide que ha secuestrado a la hija de sus dueños.

Como en el trailer centrado en Kara, cómo acabe exactamente esta escena dependerá de las decisiones que tomemos cuando pasemos a manejar a Connor, pero, básicamente, lo que ocurrirá será que salvaremos a la niña y reduciremos al androide.

Y, finalmente, en el centrado en Markus, vemos que este es un androide que, junto a un androide femenino, intenta asaltar una tienda de androides de “Cyberlife”. Pero entonces ambos son detectados por un dron de la policía y acude un coche patrulla. Una vez más, según la decisión que tomemos, esta escena, en concreto, acabará o en que Markus y el androide que le ayuda “abortan la misión”, o siguen adelante. Si decidimos seguir adelante, la escena acabará de una forma u otra, pero, básicamente, lo que ocurrirá será que iniciaremos una revuelta de androides.

El trailer también muestra que, si durante la escaramuza con la policía que se produce cuando iniciamos la revuelta, aceptamos un cóctel molotov que nos tiende el androide femenino y lo utilizamos, la revuelta, que en principio era pacifica, se volverá violenta, la policía destruirá a un androide femenino distinto al que nos está ayudando, los demás androides reducirán a un policía, uno de ellos nos tenderá una pistola y nosotros tendremos que decidir qué hacemos entonces.

Precisamente, por lo que he explicado que muestran estos trailers, sobre todo el centrado en Kara, este juego ha recibido algunas criticas por incluir escenas de violencia contra niños. Concretamente, las criticas surgieron en Reino Unido, donde varios medios y un miembro del Parlamento criticaron el juego por la escena en la que el personaje dueño de Kara pega a su hija.

Los creadores del juego se han defendido diciendo que “la secuencia que estamos presentando es un mundo importante en la historia de Kara, la protagonista. Kara descubre que su dueño, Todd Williams, es un ser violento que descarga su ira contra su hija. Kara siente que debe desobedecer sus propias reglas, arriesgando su vida y salvando la vida de Alice”, que es como se llama la hija de Todd.

Sin embargo, al parecer, estas han sido las únicas criticas que ha recibido el juego; no ha levantado polémica en ninguna otra parte del mundo.

De todas formas, los creadores del juego han declarado que, de hecho, su intención no es banalizar un tema como éste, sino, precisamente, criticarlo, pues lo que buscan con este juego es que sea uno cuyo eje central seamos, aparte de la Inteligencia Artificial y la tecnología, “nosotros, nuestra sociedad, nuestros sueños, nuestros errores y nuestras esperanzas. Es sobre lo que significa ser humano: ¿solo hay que estar hecho de carne y hueso, o tiene un significado más profundo?”.

Para terminar, decir que, el mismo día que se dio a conocer la fecha de lanzamiento, se lanzó un trailer, esta vez sí, del juego en conjunto, en sí; y que se explicó también que la versión digital del juego, que se podrá comprar en PlayStation Store, incluirá dos temas dinámicos para PS4, un libro digital de arte, la banda sonora original Deluxe con “bonus tracks”, avatares para PSN y una copia digital del videojuego Heavy Rain.

Aquí el trailer que mencioné que era uno mitad centrado en Kara, mitad del juego en sí.

 

Sony Pictures Entertainment lanza el primer trailer de “La Torre Oscura”

 

 

Parece que, en lo que respecta a películas de terror, éste va a ser el año de Stephen King. Y es que, si el mes pasado Warner Bros lanzaba el trailer de la primera parte del “remake” de It, ahora, Sony Pictures Entertainment hace lo propio con el de la versión cinematográfica de la serie de libros La Torre Oscura que está preparando.

Quien más y quien menos conoce a Stephen King. Éste es, quizá, el más famoso de los escritores de novelas de terror. Sus libros han estado muy a menudo en las listas de superventas y en 2003 recibió el National Book Award por su trayectoria y contribución a las letras estadounidenses.

Es mundialmente famoso por ser el autor de novelas como Carrie, El Resplandor, It, Cementerio de Animales, Misery o El Misterio de Salem’s Lot.

Aunque la mayor parte de su obra pertenece al género del terror, King también ha escrito obras de otros géneros. Algunas de éstas han tenido también mucho éxito, entre ellas, Different Seasons, El Pasillo de la Muerte, Los Ojos del Dragón, Corazones en la Atlantida, 22/11/63 y su autodenominada “magnum opus”, la serie de novelas cuya adaptación fílmica nos ocupa, La Torre Oscura.

Efectivamente, las de La Torre Oscura, en realidad, no son novelas de terror (al menos no del todo), sino que son novelas en las que el autor mezcla varios géneros: el terror, la fantasia, la ciencia-ficción y el western.

La serie está inspirada en el poema de Robert Browning Childe Roland to the Dark Tower Came (Childe Roland a la Torre Oscura Llegó). Otras fuentes de inspiración de King para escribir estas novelas son El Señor de los Anillos, el ciclo artúrico y el western El Bueno, el Feo y el Malo. Así mismo, el personaje principal, Roland Deschain, está inspirado en el “Hombre sin Nombre” de Clint Eastwood.

El argumento gira en torno a la “lucha” entre Roland y un personaje conocido en principio solamente cómo “El Hombre de Negro” por llegar uno antes que el otro a la torre a la que hace referencia el titulo de la serie, una misteriosa torre que es el nexo de unión entre los diferentes universos y que si es destruida, los universos se destruyen también. El objetivo del Hombre de Negro es, precisamente, destruir la torre, mientras que el de Roland es evitarlo.

Debido a esto, los de La Torre Oscura, son varios libros a través de los cuales King relaciona entre sí varios de los otros escritos por él.

Efectivamente, los libros de La Torre Oscura están plagados de referencias y “guiños” a libros del propio King como It, El Resplandor, etc. De hecho, son en total 36 los libros que se conectan con La Torre Oscura. Estos se dividen en dos grupos en función del grado de conexión entre ellos y los de La Torre Oscura, aunque yo, ahora, aquí, nos lo voy a enumerar todos, por eso, porque son 36, es decir, muchos, por lo que ésta entrada se haría demasiado extensa.

Los libros nos cuentan la historia de Roland, quien es un “Pistolero”, un miembro de una orden de “caballería” llamada así, Los Pistoleros, y se ambienta en un mundo paralelo al “nuestro” que recibe el nombre de Mundo Medio. Éste es un mundo posapocalíptico organizado política y socialmente como una sociedad feudal, con características tecnológicas y sociales del viejo oeste americano y en el que existe la magia. Sin embargo, la magia ha desaparecido casi por completo, solo quedan algunos vestigios, al igual que algunas reliquias de una sociedad tecnológicamente avanzada.

Se hacen alusiones a que el mundo de Roland se ha “movido” y está destruyéndose. Poderosas naciones fueron destruidas por la guerra, ciudades y regiones enteras desaparecieron sin dejar rastro y el tiempo no transcurre con normalidad. En ocasiones, incluso el sol sale por el norte y se pone por el este. Al inicio de la serie, los motivos, los objetivos y la edad de Roland no están claros, pero según avanza, estos misterios van desvelándose.

En su viaje, Roland va encontrándose con un gran numero de personajes, tanto aliados como enemigos, pero aquí, para la película (y, más concretamente, para el trailer), nos interesan tres: el propio Roland, el Hombre de Negro y un niño llamado Jake Chambers.

Por lo que se puede ver en el trailer, y, por otro lado, es lógico, la película difiere de las novelas en algunos aspectos, uno de los cuales es el siguiente: tanto en las novelas cómo en la película, Jake es un niño del “mundo real” que acaba siendo transportado al mundo de Roland. La diferencia entre los libros y la película está, a este respecto, en como y porque acaba Jake en el mundo de Roland. Mientras que en los libros se debe a que es asesinado por un personaje procedente del mundo de Roland, y, debido de alguna forma a esto, una vez muere, su cuerpo desaparece del “mundo real” y él aparece de repente, vivo otra vez, en el mundo de Roland; en la película se debe a que el niño tiene sueños en los que ve a Roland y su mundo. Debido a esto, el niño, Jake, sabe de la existencia del mundo de Roland y que en una casa abandonada de Nueva York puede encontrar un portal dimensional por el que puede acceder al mundo de Roland. Por ello, decide acudir a dicha casa y, tras introducirse en el portal dimensional, acaba yendo a parar al mundo de Roland.

A partir de ahí, la película cuenta cómo Jake y Roland se unen para combatir al Hombre de Negro, y cómo, en un momento dado, regresan juntos al mundo de Jake. Pero el Hombre de Negro se las ingeniará de algún modo para seguirles y él también se trasladará al mundo de Jake.

Por lo demás, en lo que respecta al argumento, el trailer no muestra nada más, pero en él ya podemos ver que, al igual que en los libros, la película contendrá referencias a otras obras de Stephen King. Y es que en el propio trailer podemos ver sendos guiños a dos obras del autor, concretamente, a El Resplandor y, precisamente, a It.

La referencia a El Resplandor podemos encontrarla en el trailer en una escena en la que vemos a Jake hablar con un psicólogo. En ésta escena, en un momento dado, se produce un breve temblor de tierra y, en ese momento, podemos ver varios objetos moviéndose a causa del temblor, entre ellos, una fotografía en blanco y negro del Hotel Overlook, el hotel ficticio en el que se desarrolla la acción de El Resplandor.

Por su parte, la referencia a It la encontraremos en el trailer en una escena en la que, estando al parecer ya en el mundo de Roland, Jake llega a un sitio en el que hay lo que parecen los restos de una atracción de feria y un manojo de globos. La atracción tiene un letrero que reza “Pennywise”, el nombre al que responde el monstruo de It cuando toma la forma de un payaso.

La película está protagonizada por Idris Elba en el papel de Roland, Matthew McConaughey en el papel del Hombre de Negro y el joven Tom Taylor en el papel de Jake Chambers.

Dirige el director Nikolaj Arcel y el guion está escrito por el propio Arcel, Anders Thomas Jensen, Akiva Goldsman y Jeff Pinker.

En España se estrena el 4 de Agosto.

Aquí el trailer de la película.

 

Y, ya que, cómo hemos visto, La Torre Oscura (tanto las novelas cómo la película) tiene conexiones con otras obras de King y una de ellas es una conexión con It; aquí, también, el trailer de It, el remake, que, en España, se estrena el 12 de Octubre.

 

Warner Bros lanza el teaser trailer de “Geostorm”

 

 

Hace tres días, el estudio cinematográfico Warner Bros publicó el teaser trailer de Geostorm, la nueva película de Dean Devlin, antiguo colaborador de Roland Emmerich.

Producida por éste, Geostorm es una nueva película apocalíptica de catástrofes naturales que está dirigida por el propio Devlin y por el director Danny Cannon y en la que intervienen los actores Gerard Butler, Abbie Cornish, Ed Harris y Katheryn Winnick, actriz ésta ultima conocida por ser la que interpreta a Lagertha, la primera esposa de Ragnar Lothbrok en Vikingos.

La película, al igual que El Día de Mañana, trata de un apocalipsis provocado por una serie de catástrofes climáticas. Pero al contrario que en El Día de Mañana, que las catástrofes meteorológicas estaban provocadas por causas naturales o, más bien, por el hombre, sí, pero de forma totalmente involuntaria; en Geostorm estarán, si bien no completamente, sí estarán provocadas en parte de forma voluntaria por el hombre.

Y es que Geostorm trata de que, en un futuro cercano, los humanos habremos creado un sistema de control de la meteorología en orbita alrededor de la Tierra. Por lo que se sabe a través de los medios sobre el argumento de la película, las catástrofes comienzan cuando dicho sistema comienza a sufrir un mal funcionamiento. Esto hace que éste sistema (una especie de estación espacial) provoque una serie de catástrofes meteorológicas en todo el planeta.

El tráiler, al ser un teaser, muestra poco más acerca del argumento, ya que, como tal, es solo una sucesión de imágenes tomadas de varias escenas de acción, pero lo poco que muestra es que, como ya he dicho, trata de que dicha estación espacial provoca toda clase de catástrofes meteorológicas, por lo que, al igual que El Día de Mañana, trata de que el mundo es “destruido” por diferentes fenómenos atmosféricos: tornados, granizo, lluvias, etc.

La publicación del teaser tráiler de ésta película ha sido toda una sorpresa, ya que la misma ha sido la primera noticia que hemos tenido sobre éste largometraje. Por el motivo que sea, hasta ahora, ningún medio se había hecho eco de la noticia de que se estaba realizando ésta película.

Geostorm supone el regreso de Dean Devlin, al menos como director, ya que, en realidad nunca ha dejado de realizar películas, pero siempre como productor. Sin embargo, como director no cuenta con muchas películas en su filmografía, solo cuatro, aunque también ha trabajado desempeñando este papel en dos series de TV, Las Reglas del Juego y The Librarians.

Como productor, sin embargo, cuenta con muchas obras más, entre ellas dos muy conocidas: la miniserie El Triangulo de las Bermudas, aquella que trataba de que un empresario interpretado por Sam Neill (Alan Grant en Jurassic Park y Jurassic Park III) contrataba a un grupo de científicos para que resolvieran el misterio del Triangulo de las Bermudas; y la secuela de Independence Day, Independence Day: Contraataque.

Y es que, Dean Devlin ha trabajado durante gran parte de su carrera con Roland Emmerich. Ambos empezaron a trabajar juntos al poco de llegar Emmerich a EEUU, siendo la primera entrega de Soldado Universal la primera película que realizaron juntos. Esta colaboración entre ambos duró hasta el año 2000, en el cual se estrenó la película El Patriota.

A partir de aquí, sin embargo, Devlin y Emmerich se separaron, momento a partir del cual no se ha sabido mucho de Devlin, debido, como ya he dicho, a que durante este tiempo ha trabajado como productor y porque las únicas obras importantes, al menos internacionalmente, que ha realizado en este tiempo han sido las anteriormente mencionadas, la miniserie El Triangulo de las Bermudas e Independence Day: Contraataque.

Geostorm se estrena el 20 de Octubre de 2017.

Aquí el teaser tráiler de la película.