Tercera fase de la campaña Believe in the Future

 
 
 

Como ya explique en un articulo anterior, varios fans de Expediente X han creado el XF3 Army y han lanzado la campaña “Believe in the Future” para lograr que se haga una tercera película de Expediente X. Como ya también explique en el articulo anterior, la campaña constaba de tres fases y la tercera consistía en vender entre todos los que quieran participar en la campaña camisetas, gorras, etc.; con el logo de la campaña.

Pues bien, la tercera fase no se limita solo a eso. La participación en la tercera fase, si se quiere, puede no solo limitarse a comprarse, por ejemplo, una camiseta, sino también a participar en el diseño de las mismas. Por desgracia, el plazo para enviar tu propio diseño termina mañana, pero ya puede uno pasarse por la pagina Web donde venden las camisetas, gorras, etc.; y comprarse lo que quiera. La página Web en la que venden estas cosas es esta www.zazzle.com/xf3army

 

Anuncios

Avatar: Nosotros: los invasores, los alienígenas: los invadidos

james_cameron_avatar_alien

Desde que existe el cine de ciencia ficción, todas aquellas películas de este género que trataban de extraterrestres, excepto algunas como ET y Encuentros en la Tercera Fase o como Alien, Depredador y Critters, han tratado de la invasión de la Tierra por extraterrestres. Todas estas películas sobre invasiones extraterrestres no se han hecho porque sí: algunas son alegorías sobre episodios de la Historia de la Humanidad, tales como el régimen nazi alemán. Y otras, sin embargo, surgen del “temor” a que algún día podríamos ser invadidos por extraterrestres en la vida real. Este temor se “fundamenta” en el llamado fenómeno OVNI. La opinión más extendida entre los que creen en los OVNIS es que estos son naves espaciales extraterrestres. En base a esta creencia muchos se han preguntado cuales pueden ser las intenciones de los tripulantes de los OVNIS y algunos temen que estén aquí para invadirnos. El origen, por tanto, de todas estas películas sobre invasiones extraterrestres está en el intento de los cineastas de imaginarse como podría ser una invasión alienígena en la realidad.

El caso es que, pensándolo fríamente, si pensamos en estas películas como intentos de imaginarse como seria una invasión extraterrestre en la realidad, se trata de películas muy fantasiosas, pues aunque existieran extraterrestres de verdad, lo más probable es que, si contaran con un nivel de desarrollo de su tecnología lo suficientemente alto como para venir a la Tierra desde vete tu a saber que planeta, también estarían lo suficientemente evolucionados “espiritualmente” como para haber superado sus inclinaciones al mal y venir aquí en son de paz. Por tanto, lo que nosotros más deberíamos temer es, más que ser invadidos por extraterrestres, lo que podríamos nosotros hacer si ahora descubriéramos un planeta habitado y tuviéramos una tecnología que nos permitiera viajar a él: viendo como las civilizaciones humanas más desarrolladas hemos tratado a nuestros congéneres menos desarrollados, lo que más deberíamos temer es que cuando nosotros salgamos al espacio, nos podamos liar a invadir nosotros otros planetas.

Pues bien, parece que por fin un cineasta ha pensado en esta otra posibilidad más realista: James Cameron.

Efectivamente, desde hace unos cuatro años, James Cameron (Terminator, Titanic) esta inmerso en la producción de Avatar, un largometraje que promete revolucionar la industria del cine, no solo porque va a estar completamente hecha a ordenador y pretende llevar los efectos especiales a un nuevo nivel de desarrollo, sino también porque parece que va a cambiar para siempre el cine de ciencia ficción sobre extraterrestres, pues, precisamente, trata, no de la invasión de la Tierra por extraterrestres, sino todo lo contrario, de la invasión de otro planeta por nosotros.

Efectivamente, Avatar narra la historia de cómo al descubrir la existencia de un planeta extrasolar al que bautizamos como Pandora que alberga vida, los humanos nos lanzamos a colonizarlo, a invadirlo, para explotar sus recursos naturales.

La película, además de estar completamente hecha a ordenador, será en 3D. La novedad, sin embargo no está aquí, sino en que, al parecer no es una peli en 3D como otras que ya se han hecho, como Beowulf o la más reciente Ice Age 3, con las que el 3D deja indiferente al espectador o, incluso, le resulta molesto, sino que es una peli en la que el 3D está tan bien utilizado que algunas personas que dicen haber tenido el privilegio de haber visto algún trozo de ella ya, como un periodista de la revista TIME, afirman que es toda una experiencia que te deja con una fuerte sensación visceral de “querer más”. James Cameron ha revelado que ello se debe a que han buscado hacer una película en la que el 3D penetre en el cerebro de una manera que jamás hemos visto. Y es que según un neurólogo de la UCLA, el Dr. Méndez, es posible que Cameron haya podido aprovechar el trabajo de los sistemas cerebrales que están inalterados por el cine en 2D. Uno de estos sistemas es el que orienta a una persona dentro del mundo que le rodea.

El Dr. Méndez ha dicho: “El 3D crea un espacio real que provoca una especie de GPS en el interior. Es algo muy excitante”. El Dr. Méndez afirma haber utilizado esta realidad virtual con veteranos de la Guerra de Irak, encontrándose él mismo dentro de un desagradable Irak virtual muy real. “Aquello me acompañó durante días”, dice, lo cual viene a corroborar la experiencia del periodista de TIME con la película.

Lo cierto es que siempre que se ha hablado de la película ha sido para decir que revolucionará el cine por los efectos especiales y por el 3D. Incluso Cameron ha dicho que quería hacer con Avatar una película de la trascendencia de Star Wars en lo que a los efectos especiales se refiere, pero que no cuenta con lograrlo en lo que a la historia, al argumento, se refiere.

Pero desde mi punto de vista, la verdad, con semejante argumento, creo que también desde el punto de vista del mismo, también nos encontramos con una película con un gran potencial para convertirse un fenómeno de masas como Star Wars.

Pero eso ya lo veremos.

Campaña para lograr que se haga The X-Files 3

 
 
 

En artículos anteriores he hablado de que ya se ha empezado a hablar de una tercera película de Expediente X.

Por ejemplo, y principalmente, he hablado de cómo en sesiones de firmas de libros de “The Complete X-Files: Behind the Series, the Myths and the Movies”, Frank Spotnitz ha anunciado que hay muchas posibilidades de que se haga más tarde o más temprano.

Sin embargo hace un tiempo, Chris Carter se mostró un poco más precavido que Spotnitz cuando se le preguntó sobre ello, pero recordó que si finalmente se hizo la segunda fue porque los fans se movilizaron y lanzaron una campaña para lograr que se hiciera y dijo que era posible que si ahora los fans se movilizaban para lograr que se haga la tercera puede que también se haga finalmente.

Por ello, ni cortos ni perezosos, los fans han comenzado a movilizarse ya para lanzar una campaña para lograr que se haga Expediente X 3: La pagina Web X-Files News se ha puesto manos a la obra y ha organizado el llamado “XF3 Army”, una “asociación” de fans que han lanzado la campaña llamada “Believe In The Future”, la cual se divide en, al menos hasta ahora, tres fases.

La primera fase consiste en que todo aquel que sea fan de la serie y quiera que se haga la película envíe una postal a 20th Century Fox pidiendo que se haga la película.

La segunda fase consiste en llenar paginas Web de videos, como Youtube, de videos hechos por fans con imágenes de Expediente X en los que, al final, aparezcan las palabras “XF3 Army” y/o “We want a third X-Files Movie”. Para la fase de los videos, X-Files News propuso que se hicieran imitando los anuncios de Mastercard de la campaña de “No tiene precio”.

La tercera fase consiste en vender entre todos los que quieran participar en la campaña camisetas, gorras, etc.; con el logo de la campaña, “Believe in the Future”, para promocionarla y así promocionar la tercera película.

Todo esto se debe no solo a que lo que la campaña persiga sea conseguir que se haga la tercera película, sino que también persigue que el público en general se interese por la peli y vaya al cine a verla si se hace. Ello se debe a que la segunda película ha sido un fracaso en el cine. Pero también el que los fans se hayan “entusiasmado” tanto con una posible tercera película se debe a lo siguiente: a lo largo de la serie, se realizó un conjunto de episodios en los que Mulder y Scully investigaban una serie de casos que les ponía tras la pista de una conspiración llevada a cabo por el gobierno de EEUU no solo para ocultar la existencia de extraterrestres, sino también los planes de éstos para invadir la Tierra y la colaboración del propio gobierno con ellos. Al final de la serie se decía que la fecha de inicio de la invasión sería el 22 de diciembre de 2012. El caso es que siempre que han hablado de hacer una tercera película, Carter y Spotnitz han dicho que deseaban “hacer algo con lo de 2012”.

Y de ahí este “gran interés” de los fans porque se haga la película: porque de todo esto se desprende que, muy probablemente, si finalmente se hace la película esta irá, nada más y nada menos que… ¡del comienzo de la invasión! Y si así fuera, tendríamos entre las manos una historia de invasión extraterrestre completamente original, innovadora, pues no se trataría de la típica invasión en la que los extraterrestres vendrían a la Tierra en enormes naves nodrizas de las que saldrían naves más pequeñas que lo destruirían todo, sino que sería una invasión que consistiría en que los extraterrestres soltarían un virus alienígena que nos convertiría a TODOS en cyborgs híbridos de humano y extraterrestre para esclavizarnos, por el procedimiento de, una vez infectados con el virus, someternos a operaciones quirúrgicas para implantarnos dispositivos robóticos.

Por eso, ese interés en que se haga, porque queremos ver que pasará al final con la invasión: si la habrá o si Mulder y Scully lograrán impedirla.

Por todo esto, he decidido unirme a la campaña publicando aquí de vez en cuando videos de la segunda fase de la campaña y hablando de la serie.